Catéter externo (condom catheters)

Descargar PDF

Un catéter externo (o catéter condón) es un sistema de drenaje de orina para el hombre. Se realiza con una especie de condón agarrado a una bolsa de drenaje. Este tipo de catéteres puede usarse para prevenir accidentes vesicales o para ayudar a drenar la vejiga. Pueden ser útiles para personas con manos débiles o que no pueden llegar al baño a tiempo. Esta clase de catéteres es más segura y tiene un riesgo de infección más bajo que otras opciones. Para leer acerca de las distintas opciones de drenaje vesical, consulte los manuales de Spinal Cord Essentials. Hay manuales disponibles sobre Catéteres de Foley y Cateterismo intermitente para mujeres y hombres.

Elección del catéter externo correcto

Un buen modelo lo mantendrá seco y se drenará correctamente. Puede ser que deba probar distintos tipos antes de encontrar el correcto. La elección correcta dependerá del calce, del precio, del tamaño y de la tolerancia de la piel.

Material: Esta clase de catéteres suele ser hecha con polivinilo o silicona. Pruebe nuevos materiales antes de usarlos durante mucho tiempo para asegurarse de que no se produzca un sarpullido en la piel.

Catéteres descartables: Los catéteres condón de uso único son los más comunes. Están diseñados para ser cambiados cada 24 horas pero pueden usarse hasta por 48 horas.

Tamaño: Es importante elegir un tamaño que se ajuste adecuadamente. Las empresas tienen tablas para ayudarlo a encontrar el correcto. Un catéter externo que sea demasiado pequeño puede causar problemas en la piel. A su vez, en el caso de que sea demasiado grande puede haber filtraciones o salirse cuando no debe.

Método de aplicación:La mayoría son auto-adhesivos y se quedan adheridos en el lugar gracias a la cinta con pegamento que traen incluida. Otras clases se adhieren al aplicarle una cinta que trae pegamento de los dos lados colocada en la base del pene.

Seguridad: Al utilizar un nuevo tipo de catéter por primera vez, verifique que su piel no presente reacciones alérgicas. Es posible que los materiales y el adhesivo hagan que la piel reaccione
Colocación del catéter externo
Elementos
  • Catéter externo
  • Tubuladura y bolsa de drenaje de orina.
  • Toallas húmedas o un paño con agua y jabón y una toalla
  • Paños con alcohol
  • Tijeras y rasuradora
  • Barrera cutánea para proteger la piel de los productos adhesivos (opcional)
  • Cinta especial con pegamento de ambos lados (opcional)
Preparación de la piel
  1. Lave sus manos
  2. Recorte o rasure el vello púbico en la base del pene.
  3. Lave todo su pene con un paño con agua y jabón o toallas húmedas. Enjuague y seque.
  4. Revise su piel para verificar que no haya enrojecimiento ni cortes. Infórmele a su médico si observa algún problema.
  5. En caso de usar una barrera cutánea, aplíquela a la piel del pene.
  6. Si va a utilizar un adhesivo externo, aplíquelo al tallo del pene en forma de espiral. El espiral permite que una cantidad adecuada de sangre fluya hacia el pene.
Después de lavarse, no deje su prepucio estirado hacia atrás. Ello puede apretar el pene y causar una inflamación.
Colocación del catéter externo

Al colocarse el catéter externo, siempre siga las instrucciones que trae.

  1. Coloque el catéter en la punta del pene. Deje aproximadamente 2 cm (0.75”) de espacio entre la punta y el tubo de drenaje.
  2. Desenrolle el condón por el pene en forma pareja en todos los lados. Estirar el pene suavemente puede ser útil.
  3. Cuando el condón se encuentre totalmente desenrollado, apriételo suavemente en la base del pene por aproximadamente 15 segundos. El calor de su mano ayudará a que éste se pegue.
  4. Revise el condón. Debe estar colocado firmemente para que quede adherido. Asegúrese de que no esté demasiado apretado. Si está demasiado apretado, puede llegar a impedir que la sangre fluya y esto le causará problemas.
Revise el catéter muchas veces durante el día. Asegúrese de que esté bien sellado y de que drene correctamente. Además, revise si hay enrojecimiento en la piel. Revíselo más seguido en caso de que esté haciendo actividades que podrían aflojarlo, tales como el traslado de un lugar a otro o
Conexión de la bolsa de drenaje
  1. Asegúrese de que la tubuladura sea del largo correcto para que se pueden realizar actividades regulares.
  2. Limpie la tubuladura conectora con un paño con alcohol. Conecte un extremo de la tubuladura a la punta del condón y el otro extremo a la bolsa de drenaje. Asegúrese de que el condón no esté retorcido.
  3. La bolsa de drenaje siempre debe estar debajo del nivel de la cadera. Esto ayuda a impedir que haya un reflujo de orina. No doble ni retuerza la tubuladura.
  4. Átese la bolsa de pierna con las tiras que trae. La bolsa debe estar colocada firmemente pero no demasiado apretada. Revise de vez en cuando el color de su piel para verificar que no haya enrojecimiento ni daño. Se puede usar una tira extra para atar la tubuladura al muslo. Esto ayuda a aprevenir que se tire del condón. La tira en el muslo se puede usar para prevenir que ello suceda durante toda clase de actividades.
  5. Vacíe la bolsa de pierna antes de que se llene demasiado. La mayoría de bolsas diurnas pueden contener cerca de 1000 mL (4 tazas). Las bolsas nocturnas pueden contener cerca de 2000 mL (8 tazas).
Consejo: Átese la bolsa a una pierna distinta cada día para evitar daños en la piel.
Extracción del catéter externo

Suavemente tire del condón comenzando cerca del adhesivo. En general, los condones pueden quitarse fácilmente. Si tiene dificultades con el adhesivo, utilice un paño húmedo y tibio para ayudar a aflojarlo. Asegúrese de que el paño no esté demasiado caliente. Puede ser que necesite aplicar el paño varias veces. No arranque el condón debido a que esto podría causarle un daño en la piel. Siempre revise que no haya inflamación ni cambio de color en la piel. Si tiene algún problema cutáneo, busque asistencia médica inmediatamente.

Posibles problemas

Inflación o irritación del pene: El enrojecimiento o el despellejamiento de la piel pueden deberse al roce del condón contra el pene. Es posible que el condón o adhesivo usado sean demasiado ajustados. Esto también puede ocurrir si deja el prepucio retirado. Considere la opción de conseguir un tamaño más grande o vuelva a aplicar el adhesivo pero esta vez de forma menos ajustada. El cuerpo también podría presentar una reacción al adhesivo o al material del condón. Considere la posibilidad de probar una marca distinta de condón o adhesivo.

Úlceras: Consulte a su médico si presenta cortaduras o úlceras en el pene. Podría ser que necesite vaciar su vejiga de una forma distinta hasta que su piel se cure.

Mal drenaje Siempre asegúrese de que la tubuladura no se encuentre doblada ni torcida. La orina que se acumule dentro del condón puede llegar a causar una infección de la vejiga. Además, tener orina en el pene puede hacer que la piel se vuelva sensible. Al colocar el condón, asegúrese de dejar aproximadamente 2 cm (0.75”) de espacio entre la punta del pene y el extremo de drenaje del condón. Si la orina no se drena correctamente, podría ser que necesite un cateterismo intermitente. Si aún no hay drenaje, consulte de inmediato con su médico.

Filtraciones: Si el catéter externo tiene filtraciones, puede deberse a que es demasiado grande. Puede apretar el adhesivo sobre el condón para que la orina no se filtre alrededor del sello.

Aparición de una erección: La mayoría de los catéteres externos pueden soportar una erección. Sin embargo, los catéteres externos no deben ser utilizados para tener sexo.

Prevenga todo tipo de problemas teniendo una buena higiene personal. Asegúrese de que sus genitales se encuentren limpios y secos en todo momento.
AVISO LEGAL: